Pastel de carne o Meat Pie

La gastronomía de Australia es una mezcla multicultural que refleja su pasado histórico. La cocina autóctona de los aborígenes, la británica e irlandesa de los primeros colonizadores y los aportes de la cocina asiática y mediterránea traída por los inmigrantes llegados después de la Primera Guerra Mundial.

Aunque tanto la carne (de canguro, cocodrilo y búfalo) como el pescado sean los ingredientes básicos de la gastronomía australiana, el plato por excelencia es el pastel de carne. Coloquialmente los australianos lo llaman ‘dog’s eye’ y se vende en cualquier panadería o supermercado. Se consume a cualquier hora del día, incluso para recuperar energía tras una noche de fiesta.

A pesar de su evolución a lo largo del tiempo y de que existen variedades gourmet en muchos restaurantes del país, el tradicional contiene carne y una salsa espesa dentro de una masa quebrada.

Para hacernos una idea de la importancia del Meat Pie en Australia, el Gobierno australiano y neozelandés ha estipulado un estándar de la cantidad mínima de carne que debe contener el este pastel y está fijado en un 25% del peso total de la tarta.

 

Ingredientes (2 personas / molde de 18 cm)

Para la base de masa quebrada:

140 gr. de harina de trigo

35 gr. de mantequilla a temperatura ambiente

1 huevo (L)

Una pizca de sal

Para el relleno:

250 gr. de carne picada (del tipo que más os guste)

Media cebolla

Especias al gusto + sal y pimienta negra

 

Empezamos con la masa quebrada. Amasamos la mezcla de harina, mantequilla, huevo y una pizca de sal hasta que quede una masa homogénea y no pegajosa.

Separamos ¼ de la masa que será para cubrir el pastel y estiramos el resto con un rodillo hasta que esté lista, entonces la colocaremos en el fondo del molde y lo guardamos en la nevera.

Ahora prepararemos el relleno. Cortamos la cebolla en pequeños cubos y la doramos en una sartén con un chorrito de aceite, añadimos la carne que habremos picado previamente y cocinamos hasta que pierda el color rosado, entonces salpimentamos y añadimos especias al gusto.

Precalentamos el horno a 180 ºC, cuando esté listo sacamos el molde de la nevera y lo rellenamos. Estiramos la masa sobrante para hacer la capa que cubrirá el relleno, lo colocamos y cerramos los bordes con ayuda de un tenedor. Para que quede más vistoso y sellado, pincelamos con huevo la superficie del pastel y horneamos de 25 a 30 minutos hasta que la parte de arriba esté dorada.

Servimos templado acompañado de una salsa de tomate por encima.

meat pie

¡Bon Appetite!

¡Buen provecho!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s